valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR)

Fuente:
Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR)
Valencia 28
de abril de 2020

YEMEN: LA FALTA DE FONDOS HACE PELIGRAR LA AYUDA BÁSICA PARA CERCA DE UN MILLÓN DE DESPLAZADOS Y REFUGIADOS

 

• Cerca de un millón de personas desplazadas y refugiadas vulnerables en Yemen corren el riesgo de perder sus refugios, la asistencia económica básica para acceder a productos esenciales como alimentos y medicamentos, y mucho más, advirtió hoy ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados. Estas personas ya hacen frente a una pobreza y dificultades extremas, y se necesita financiación urgente en las próximas semanas para lograr mantener en marcha los programas de asistencia humanitaria que permiten salvar vidas.

Yemen ya es considerada la mayor crisis humanitaria del mundo, pero el país ahora también se enfrenta a nuevas amenazas que se solapan: la pandemia de coronavirus y el impacto de las recientes lluvias torrenciales e inundaciones en lugares como Adén, Abyan, Lahj, Marib, y las gobernaciones de Sanaa y Amanat Al Asemah. Según los primeros informes, más de 100.000 personas en todo Yemen se habrían visto afectadas. Las inundaciones repentinas y las lluvias han causado graves daños en los espacios que acogen a desplazados internos y en las infraestructuras públicas.

Se estima que más de 3,6 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares en Yemen desde el comienzo del último conflicto en 2015. Tan solo Siria, Colombia y la República Democrática del Congo tienen un mayor volumen de desplazamiento interno por conflictos. El informe anual sobre desplazamiento interno global publicado hoy por el Observatorio del Desplazamiento Interno (IDMC) estima que solo en 2019 el conflicto y la violencia desplazaron a cerca de 400.000 personas.

ACNUR necesita urgentemente 89,4 millones de dólares para garantizar la protección y la asistencia vital para las familias desplazadas internas, refugiados y solicitantes de asilo, así como para las comunidades de acogida.

En un momento en que el conflicto en Yemen entra ya en su sexto año y que la mayor parte del país tiene importantes dificultades para poder sobrevivir, estos fondos permitirán a ACNUR mantener la ayuda humanitaria para las familias desplazadas internas, refugiados y solicitantes de asilo, así como para la población yemení más desfavorecida que les acoge. Esta ayuda es ahora especialmente urgente, ya que estos grupos son los más vulnerables ante la amenaza del COVID-19, que puede tener graves consecuencias si las agencias humanitarias no pueden brindar el apoyo adecuado.

Si no se reciben los fondos requeridos, ACNUR podría verse forzado a realizar reducciones drásticas o incluso suprimir varios programas y asistencia críticos, como el apoyo directo en efectivo. Esta situación afectaría a 655.000 desplazados internos y a la población de refugiados y solicitantes de asilo en Yemen, que comprende a unos 281.000 hombres, mujeres y niños en extrema necesidad. Estas personas carecerían de medios para obtener alimentos para sus familias o medicamentos para sus hijos enfermos, ni podrían encontrar cobijo o resguardarse de la lluvia y del frío, forzando a algunos de ellos a tener que a vivir a la intemperie durante esta temporada de lluvias. Para muchos refugiados y familias desplazadas, se trata de una cuestión de vida o muerte.

ACNUR también está ofreciendo apoyo a las personas desplazadas internas para la obtención de los documentos de identidad válidos necesarios para matricular a los niños y niñas en las escuelas y para la admisión de pacientes en los hospitales.

A la Agencia de la ONU para los Refugiados también le preocupa seriamente que las comunidades desplazadas y aquellos que los acogen corran ahora un mayor riesgo, teniendo en cuenta las terribles condiciones de vida y la situación sanitaria, así como la degradación general de las infraestructuras de salud locales, dado que el 10 de abril se identificó el primer caso confirmado de COVID-19 en la provincia meridional de Hadramaut. Junto con sus socios locales, ACNUR está involucrando a las comunidades de desplazados internos y refugiados para que sean conscientes de los riesgos y de las medidas de prevención puestas en marcha para protegerse contra el COVID-19.

Tras cinco años de conflicto, más del 80 por ciento de la población total de Yemen requiere algún tipo de asistencia. Cerca de 4 millones de desplazados internos, repatriados, refugiados y solicitantes de asilo dependen en estos momentos de la ayuda humanitaria de forma regular para sobrevivir.

Hasta la fecha, ACNUR ha recibido 58,4 millones de dólares, es decir, el 28 por ciento de los fondos necesarios durante 2020 para proteger y proporcionar ayuda vital tanto a los desplazados internos y refugiados, como a las comunidades de acogida.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2020 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.