valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


Foto de familia tras la jornada
Foto: AyuVal/2019
Fuente: Ayuntamiento de Valencia
Valencia 06 de noviembre de 2019

EL AYUNTAMIENTO REIVINDICA UNA MAYOR APORTACIÓN HÍDRICA DEL RÍO JÚCAR A LA ALBUFERA PARA GARANTIZAR SU CONSERVACIÓN Y CALIDAD AMBIENTAL

 

• El concejal de Ecología Urbana y vicealcalde, Sergi Campillo, ha explicado, durante la inauguración de las II Jornadas de Humedales Valencianos, organizadas por la Universitat Politècnica de València, que después de 30 años, desde que la Albufera fue declarada Parque Natural, no es aceptable para la sociedad que el agua continúe contaminada. “Tendríamos que tener un lago de aguas cristalinas con mucha vegetación subacuática”.

Por eso, Campillo ha defendido que “se tiene que resolver esta cuestión en el nuevo ciclo de planificación hidrológica o el Ayuntamiento actuará con contundencia y tomará todas las medidas necesarias para asegurar el futuro de la Albufera”. El consistorio se suma así a otras instituciones, como la Generalitat, en la defensa de este patrimonio natural valenciano.

El delegado de Ecología Urbana y vicealcalde, Sergi Campillo, ha vuelto a reivindicar hoy el futuro de la Albufera. “Es uno de nuestros rasgos de identidad, forma parte del patrimonio natural valenciano, y tenemos la obligación moral de protegerla y conservarla”. Ha sido durante la inauguración de las II Jornadas de Humedales Valencianos organizadas por la Universitat Politècnica de València, donde también ha participado el rector Francisco Mora y la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà.

En su intervención, Campillo ha vuelto a defender la necesidad de una mayor aportación hídrica del Júcar para la Albufera, que ha cifrado en al menos 70 hectómetros cúbicos de agua, como la única solución viable para poder recuperar el estado ecológico adecuado del lago en un futuro próximo”. Una reivindicación que también recoge una moción aprobada por unanimidad en el último pleno del Ayuntamiento. “No es aceptable para la sociedad que después de 30 años, desde que la Albufera fue nombrada Parque Natural, el agua continúe contaminada. Tendríamos que tener un lago de aguas cristalinas con mucha vegetación subacuática y este es un objetivo irrenunciable para el gobierno de Joan Ribó”. Según ha explicado el vicealcalde, es un problema histórico porque la Albufera no tiene una asignación de agua del río Júcar como sí tienen otros usos como los agrícolas y el agua de consumo para la población. “La mínima aportación que llega es de sobrantes de riego o procedentes de aguas subterráneas o de lluvia, pero no es suficiente. Aquello que necesita la Albufera es agua de calidad y en cantidad”.

El regidor de Ecología Urbana y vicealcalde ha señalado que “la salud de los sistemas acuáticos superficiales no ha sido nunca una preocupación en la planificación hidrológica que depende del gobierno del Estado y esto no es asumible”. Por eso, ha reclamado que “a las puertas de un nuevo ciclo de planificación, el nuevo Plan de Cuenca del río Júcar resuelva definitivamente esta cuestión”. Sergi Campillo ha destacado que la falta de agua que sufren los ecosistemas es un incumplimiento legal de la directiva marco europea y se tiene que cambiar. En este sentido, ha ofrecido toda la colaboración del Ayuntamiento pero ha advertido que actuarán también con contundencia tomando todas las medidas necesarias para asegurar el futuro de la Albufera.

El consistorio se suma así a otras instituciones, como por ejemplo la Generalitat, en la defensa de este patrimonio natural valenciano. De hecho, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha destacado los resultados de los estudios que coinciden en la necesidad de mejorar la aportación hídrica a la Albufera. “Los 8 hectómetros cúbicos por año hidrológico pactados entre la Conselleria, el Ayuntamiento de València y la Confederación Hidrográfica son el punto de partida desde el que trabajar para garantizar la supervivencia de este ecosistema único en Europa y que tiene que concentrar la preocupación de todas las administraciones: estatal, autonómica y local”. Esto, junto con otras medidas como por ejemplo las obras del colector oeste o el procedimiento de consenso sobre la gestión de la paja del arroz, son necesarias “para mantener el equilibrio de la Albufera”, ha dicho la consellera.

Campillo y Mollà han coincidido también en valorar que existen ya indicadores de mejora como por ejemplo la recuperación de macrófitos acuáticos y microinvertebrados, así como la bajada de la concentración de clorofila en el agua. Esto, gracias a los sistemas de depuración instalados por la Generalitat a lo largo de las últimas décadas, así como a la gestión que se está haciendo mediante servicios como el de Devesa-Albufera, la Oficina Técnica del Parque Natural y la colaboración con los agentes implicados como arroceros, pescadores y las entidades ecologistas. Segun el vicealcalde, “la Albufera tiene vida, se está recuperando, y la visión catastrofista no responde a la realidad. Si la Albufera ahora está enferma, hace 40 años estaba mucho peor. En todo caso, aunque tenemos una visión optimista, hay que tomar las decisiones adecuadas para resolver definitivamente esta cuestión”.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2019 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.