valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


Barco de pesca artesanal en el área marítima protegida de l´Albufera
Foto: Pablo Vera-SEO/BirdLife/2020
Fuente: SEO/BirdLife
Valencia
06 de noviembre 2020

LOS ACTORES SOCIALES DEL ÁREA MARINA DE L’ALBUFERA APUESTAN POR LA GOBERNANZA AMBIENTAL PARA MEJORAR SU ESTADO

 

• Representantes de los distintos actores que participan en el proyecto Interreg Tune Up (científicos, conservacionistas, pescadores, deportes náuticos, administración, universidad), entre ellos, SEO/BirdLife, destacan la necesidad de lograr una gobernanza compartida para el área marina de l´Albufera, dentro de la Red Natura 2000.
• El proyecto aborda la participación social enfocada en una mejor gestión de las áreas marinas y costeras del Mediterráneo para que, de esta manera, estos espacios contribuyan de manera eficaz a la conservación de la biodiversidad, entrelazando aspectos científico-ambientales y las preocupaciones de gobernanza.

Tune Up se desarrolla en siete países europeos, y en España se centra en el área marina de l´Albufera de Valencia y en Cabo de Gata-Níjar (Almería), con el objetivo de mejorar la efectividad de las políticas de conservación en relación con las áreas marinas protegidas en el mediterráneo.

Ayer tuvo lugar la mesa redonda entre varios de los agentes implicados en la gestión del área litoral y marítima de l´Albufera de Valencia, en el marco del proyecto Interreg Tune UP. Esta mesa (retransmitida en directo vía YouTube y moderada por María García de la Fuente, presidenta de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), ha tenido como objetivo reunir a los distintos actores que operan en este espacio protegido (pescadores, conservacionistas, técnicos, científicos, autoridad portuaria, universidad, y administración) con el fin de fomentar el diálogo e intercambiar información para alcanzar acuerdos conjuntos de gobernanza bajo el prisma de la sostenibilidad.

María Sahuquillo, de la Dirección del Medio Natural de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, destacó la necesidad de acometer una gestión integrada del ámbito marino y terrestre del área dado que “si en algún sitio es relevante la conjugación de la gestión de ambientes acuáticos marinos y dulceacuícolas es en el entorno de las lagunas costeras, como es el caso de l´Albufera”. No obstante, señaló algunos problemas como los “muchos impactos antrópicos” existentes dado que está rodeada por una gran área urbana y mucha actividad humana. También destacó que “el área marina protegida de l’Albufera va a ser uno de los ambientes que más están sufriendo los impactos del cambio climático”.

Por su parte, Lluis Miret, de la Universitat Politècnica de València, ve fundamental la alianza entre el sector pesquero y el conservacionista, incidiendo sobre todo en el papel de “la pesca local, que es muy diferente a la pesca industrial”. “Se tiene muy claro que es la pesca local y artesanal la que se ha de respaldar desde la administración, y los pescadores tienen cada vez más claro que hay que apoyar la conservación como un elemento diferencial, identificando el producto con el territorio, y dando un valor añadido de la pesca local, de calidad y sostenible, con el que pueden competir en los precios con la pesca industrial”, subrayó Miret.

También indicó que uno de los grandes retos para el sector marítimo es invertir en gobernanza, donde habría que atraer la inversión de los fondos FEMP, de manera que se faciliten herramientas para implicar de una manera eficiente a todos los agentes en las labores de gestión y conservación de las áreas marinas.

Carlos de Beltrán, gerente del Real Club Náutico de Valencia, destacó la importancia del puerto de Valencia como un reservorio de alevines de distintas especies de peces, muchas de ellas comerciales. “Los pescadores deportivos y profesionales nos comentan que la mayoría de alevines de sepia o boquerones, de los que los charranes y las gaviotas buscan en el entorno de la Albufera, se están refugiando dentro del club náutico, en la marina, el puerto de Valencia y en la desembocadura del Turia”. También propuso la posibilidad de usar determinadas áreas del puerto para el buceo submarino, creando un itinerario atractivo para esta actividad deportiva, así como apostar por dar un valor añadido a las prácticas deportivas que se desarrollan en el espacio y que incorporan medidas que promueven una mayor sostenibilidad del medio.

Desde SEO/BirdLife, Diana Ferrís, responsable del diagnóstico ambiental del proyecto Tune Up, ha subrayado la dificultad inherente del medio marino para entender su funcionamiento y hacer un seguimiento del estado del conjunto del área marina protegida de l´Albufera, y de los efectos que tienen los impactos, presiones y amenazas que recibe sobre las comunidades biológicas.

“Un ecosistema marino en buen estado de conservación, además, revierte positivamente sobre todos los intereses que confluyen en el área, dado que provee de una mayor diversidad y abundancia de pesca, y genera un espacio de mayor valor paisajístico y una mejor experiencia para desarrollar los distintos usos turísticos y recreativos”, explicó Ferrís. Destacó también la importancia biológica de las praderas de fanerógamas marinas, cuyo mantenimiento es estratégico desde el punto de vista ecológico dado “que suponen la base sobre la que se asienta el resto del ecosistema, desde invertebrados a las aves, cetáceos y tortugas marinas, y albergan especies de alto valor de conservación y que no son muy conocidas, como la Nacra”.

Por su parte, Carles Gago, director de Proyectos de la ONG Xaloc, incidió en que en los últimos años existe una mayor concienciación ambiental sobre la biodiversidad marina y su valor, pero se necesita pasar a la acción y disponer de herramientas de gobernanza que faciliten estas estrategias de colaboración. “El futuro de la conservación pasa por que seamos capaces de trabajar administraciones, universidades, entidades privadas y ONG conjuntamente con un objetivo común, más allá de proyectos que podamos desarrollar cada uno por nuestra parte”, subrayó.

EL MAR DE L’ALBUFERA: UN ESPACIO DE CONFLUENCIA

Al finalizar la mesa redonda, Vanessa Calabuig, de Cercle Territorio, Paisaje y Arquitectura, responsable de la fase de participación, presentó los talleres territoriales que se desarrollarán en los próximos meses y que se basan en el diagnóstico ambiental del área marina realizado de manera colaborativa por SEO/BirdLife con todos los actores que se involucrarán en el proceso. “El objetivo es que de estos talleres cristalicen los consensos y puntos en común entre todas las entidades, y que nazca un acuerdo voluntario e inclusivo en forma de plan de acción consensuado, que identifique las necesidades de conservación del área marina y facilite que todos los actores puedan involucrarse en mejorar su estado”, explica Pablo Vera, técnico de SEO/BirdLife y responsable del proyecto en l’Albufera.

“En estos momentos, estamos ante una oportunidad incomparable para mejorar la gobernanza y el estado de conservación de l’Albufera, tanto la parte terrestre como marina: estamos en la fase de participación del Plan Hidrológico del Júcar, se está iniciando la redacción del Plan de Gestión del área como parte de la Red Natura 2000 y se ha de renovar el Programa de Desarrollo Rural, al mismo tiempo que la sociedad muestra que está más preparada que nunca para llegar a acuerdos, y reclama colaborar e implicarse en su gestión”, explica Vera.

TEJIENDO REDES PARA LA CONSERVACIÓN DEL ÁREA MARINA DE L’ALBUFERA

El proyecto TUNE UP, en el que SEO/BirdLife participa como socio, es un proyecto Interreg financiado por el Fondo Europeo para el Desarrollo Rural, cuyo objetivo es mejorar la biodiversidad y la gestión de las áreas marinas protegidas en siete países europeos de la cuenca mediterránea (España, Italia, Francia, Grecia, Albania, Montenegro y Eslovenia).

Aplicando la misma metodología que se ha desarrollado en ríos y humedales en toda Europa a través de los “contratos de río” o “contratos de humedales”, como ya se hizo a través del proyecto Wetnet, TUNE UP viene a ser una continuación del anterior, con el fin de mejorar la comunicación y reforzar los lazos e intereses comunes entre los diferentes actores y las autoridades encargadas de la gestión de estos espacios. Al mismo tiempo, se busca limitar los conflictos entre las cuestiones de preservación y las actividades económicas.

En el caso de l’Albufera de Valencia, se parte de una experiencia previa, un proceso similar en la parte continental de este humedal que derivó en el “Contrato de humedal de l’Albufera”. Un memorando de cooperación firmado inicialmente por nueve entidades y a las que se están sumando otras muchas, y que ha permitido crear un marco de colaboración amplio, en el que ya se trabaja conjuntamente para mejorar diversos aspectos de la gestión del agua.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2020 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.