valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


Plazas fantasma
Foto: VD/2020

Fuente: Comisiones Obreras (CCOO)
Valencia 31
de agosto de 2020

CCOO DENUNCIA LA CONVOCATORIA ILEGAL DE VARIAS PLAZAS EN COMISIONES DE SERVICIOS DE GUÍAS CANINOS EN CENTROS PENITENCIARIOS

 

• Instituciones Penitenciarias convoca varias plazas “fantasma”, que carecen de cobertura legal, para realizar funciones de registro y cacheo con perros guía en las prisiones de Burgos, de Málaga I y II (Alhaurín de la Torre y Archidona) y de Granada.

En el año 2019 agentes de la Policía Local impartieron a algunos funcionarios de prisiones una formación para la detección de drogas y otros estupefacientes mediante el uso de perros guía. Ahora Instituciones Penitenciarias pretende adjudicar esas funciones en fraude de ley, a los funcionarios de prisiones que realizaron esa formación. No existen estos puestos de trabajo, no son funciones que, por el momento, tengan asignadas legalmente los funcionarios de prisiones y se pretenden adjudicar “a dedo”.

No es la primera vez que Instituciones Penitenciarias incumple la normativa reguladora de la provisión de puestos de trabajo. Las funciones de los “espías”, verificadores del trabajo en el exterior de los penados clasificados en tercer grado o agentes de la libertad condicional, son algunos de los puestos “fantasma” que se vienen desempeñando en las prisiones, a costa de disminuir los efectivos encargados de la vigilancia y custodia en el interior de las prisiones.

Mediante el fraude de la “atribución de funciones” se maquillan las ratios (número de internos por funcionario), de ahí que haya módulos residenciales con 1 o 2 funcionarios para custodiar a 140 internos, poniendo en grave peligro la seguridad de los centros y la integridad de los profesionales y personas que conviven en las prisiones.

Los puestos “fantasma” no se pueden sacar a concurso porque no son legales e impiden las posibilidades de ascenso al resto de la plantilla. Por supuesto, tampoco se retribuyen, cobras por el puesto de “origen”, por lo que se perciben salarios distintos por realizar las mismas funciones, organizando el servicio público de manera clientelar.

Para CCOO este tipo de prácticas fraudulentas además constituyen una desviación de fondos públicos, porque se retribuyen con dinero público funciones distintas a las que tiene el puesto de trabajo dotado presupuestariamente.

Instituciones Penitenciarias olvida que la realización de estas funciones exige el reconocimiento como “agentes de la autoridad”, una condición que llevamos 3 años reivindicando y no llega porque los partidos políticos son incapaces de ponerse de acuerdo sobre esta cuestión.

Es necesario abordar una reforma legal de un modelo organizativo de hace 40 años y adaptar las retribuciones de los puestos de trabajo a la realidad penitenciaria del momento. Por eso este sindicato demanda que se regularicen estas plazas dentro de la Relación de Puestos de Trabajo de todos los centros penitenciarios y se las dote presupuestariamente.

La profesionalización del servicio público penitenciario solo se conseguirá si hay un sistema de provisión de puestos objetivo, que obedezca a criterios estrictos de meritocracia, respetuoso con los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad que debe regir el acceso al empleo público, como garantía de imparcialidad en el servicio a la ciudadanía.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2020 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.