valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


World Wildlife Fund - Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)

Fuente:
World Wildlife Fund - Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)
Valencia 15
de junio de 2020

WWF LANZA LA CAMPAÑA ‘CIERRE DE LAS GRANJAS DE VISÓN YA’

 

• Las granjas de visón americano son una bomba biológica para la salud y la biodiversidad.
• La organización analiza la situación en el informe ‘Hacia el fin de las granjas de visón americano.

Ante el riesgo para la salud por contagios de coronavirus de visones a humanos y los graves impactos ecológicos de las granjas de visón americano, WWF pide al Gobierno el cierre inmediato y definitivo de las existentes en nuestro país, acorde al peligro que supone esta actividad. La organización recuerda que, ante los casos de contagios de la COVID-19 en varias de estas granjas en Holanda y el riesgo de que puedan actuar como un reservorio del virus, se ha facilitado acelerar el cierre en aquellas donde se han registrado dichos contagios. Para evitar la presencia de esta bomba biológica en nuestro país, con graves consecuencias para la salud y la biodiversidad, WWF presenta hoy la campaña ‘Cierre de las granjas de visón YA’.

WWF ha enviado una carta a la vicepresidenta cuarta y ministra para la transición ecológica y reto demográfico, Teresa Ribera, y a los ministros de sanidad, Salvador Illa, y agricultura, pesca y alimentación, Luis Planas, pidiendo el cierre inmediato y definitivo de las, al menos, 38 granjas que aún quedan en nuestro país, con todas las garantías sanitarias y de bienestar animal necesarias, y con un plan de reconversión para el sector. Este paso no sólo es necesario para evitar el grave daño ambiental que suponen estas granjas, sino un ejercicio de responsabilidad para evitar que actúen como reservorios del virus causando nuevos contagios futuros por coronavirus.

La organización subraya en esta carta la situación excepcional de Holanda, donde se acaba de confirmar el primer caso en todo el mundo de contagio de animal a humano desde el inicio de la pandemia por coronavirus. Por ello, el gobierno holandés ha habilitado mecanismos para facilitar el cierre voluntario de las granjas de visón americano antes del fin definitivo en todo el país de estas explotaciones, previsto ya para 2024. También se han tomado medidas drásticas para reducir los riesgos sobre la salud en aquellas granjas donde se han registrado contagios.

Hasta el momento, en España, ante el evidente riesgo y algunas sospechas de posible infección en personas y animales en una de estas granjas, se está realizando un seguimiento veterinario de los visones y poniendo en marcha diferentes medidas preventivas, pero sin tener en cuenta el riesgo de que estas granjas puedan actuar como reservorios del virus en el futuro.

La organización lleva años alertando del riesgo de estas granjas de visón americano en España por su enorme impacto para la biodiversidad y por las condiciones de vida de los animales. Sin embargo, a estos graves problemas ahora hay que sumar el riesgo para la salud que supone la irrupción de la COVID-19 y el riesgo de contagios de los animales hacia los humanos. Por todo ello pueden considerarse unas bombas biológicas.

WWF recuerda que estos animales viven en granjas intensivas, encerrados en pequeñas jaulas, con el único fin de producir pieles para una actividad no esencial, donde se necesita hasta 70 individuos para hacer un abrigo de piel. Estas situaciones han motivado la prohibición de estas granjas en varios países europeos, como Reino Unido, Croacia, Austria, Holanda o Suiza, y no europeos, como Japón.

Pero por encima de todo, como viene denunciando WWF, el visón americano es una de las especies más peligrosas para la biodiversidad por su carácter invasor, según la UICN, por lo que ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Los reiterados escapes de esta especie exótica al medio natural suponen una clara amenaza para casi medio centenar de especies autóctonas, como el turón, la rata de agua, el desmán ibérico, la garza imperial o el cormorán moñudo. Sin embargo, es el visón europeo la especie más amenazada, lo que ha motivado, gracias entre otras iniciativas a la campaña de WWF ‘Salva al visón europeo de la extinción’, su declaración “en situación crítica”. Los datos muestran que ya ha desaparecido en más del 90 % de su área de distribución original al ser desplazada por su congénere americano. En España, uno de sus últimos reductos, puede desaparecer en apenas siete años, ya que apenas quedan 500 visones europeos.

Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España: "El Gobierno y determinadas comunidades autónomas no pueden seguir amparando esta actividad peligrosa y prohibida ya en muchos países de Europa”. Y añade: "Es totalmente incoherente que el Gobierno reconozca que el visón americano es una de las especies exóticas invasoras más peligrosas del mundo y en España se permita su explotación peletera, a la vez que invierte grandes cantidades de dinero público en erradicarla de la naturaleza". "La comprobación de que el visón americano puede ser un reservorio de coronavirus hace aún más urgente terminar con esta actividad", concluye Del Olmo.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2020 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.