valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


A contracorriente
Foto: VD/2020

Fuente:
Enrique Arias Vega
Valencia
23 de marzo de 2020

  OPINIÓN  
Por: Enrique Arias Vega
INSOLIDARIOS

 

He leído estos días en WhatsApp argumentos a cuál más peregrino tratando de justificar la estampida semanal de algunos barceloneses, bilbaínos, madrileños o valencianos hacia sus segundas residencias, en plena cuarentena del coronavirus.

Se argumenta que cada familia iba de un confinamiento a otro y que mantenían el tal confinamiento, aunque fuera masificado en algunos vehículos. Se llega a decir, incluso, que no son tales las caravanas automovilísticas de estos dos fines de mañana y el puente de San José y que se trataba tan sólo de trabajadores que iban o salían de los polígonos industriales y que los colapsos los provocaron los propios controles policiales. Como si las fuerzas de seguridad hubiesen debido dejarlos pasar tan ricamente…

Me remito, para rebatir esa justificación, a las decenas de miles de multas de tráfico impuestas y, sobre todo, al hondo malestar de los vecinos de la Cerdaña, Castro y Laredo, Murcia y Mazarrón y las playas levantinas por la invasión de bulliciosos urbanitas que se ponían ellos mismos en peligro a la par que violentaban con gran riesgo la seguridad de las zonas a las que se desplazaban.

Esa inseguridad sobrevenida es fruto de la inconsciencia a la vez que de la cobardía, ya que son los desplazados los primeros en disputar a los nativos una plaza en la asistencia sanitaria caso de resultar ellos los infectados, Por eso, no entiendo la lenidad de las sanciones, que deberían llevar a una inmovilidad del vehículo y hasta una retirada del carnet, medidas más disuasorias éstas en la mayoría de los casos que una simple multa, por costosa que ésta sea.

La actitud de cobardía retrospectiva de los incívicos infectados a posteriori, me remite la alcaldesa Ada Colau, que en tiempos de bonanza impide que el Ejército pueda mostrar sus saberes en el stand educativo de Barcelona y ahora, en cambio, asustada, acude a los militares para que le saquen las castañas del fuego en el caso del coronavirus.

Está visto, pues, que hay gente que no aprenderá nunca.

ENRIQUE ARIAS VEGA

Diplomado en la Universidad de Stanford, lleva escribiendo más de cincuenta años. Sus artículos han aparecido en la mayor parte de los diarios españoles, en la revista italiana Terzo Mondo y en el periódico Noticias del Mundo de Nueva York.

Entre otros cargos, ha sido director de El Periódico de Catalunya, de Barcelona, El Adelanto de Salamanca, y la edición de ABC en la Comunidad Valenciana, así como director general de publicaciones del Grupo Zeta y asesor de varias empresas de comunicación.

En los últimos años, ha alternado sus colaboraciones en prensa, radio y televisión con la literatura, habiendo obtenido varios premios en ambas labores, entre ellos el nacional de periodismo gastronómico Álvaro Cunqueiro (2004), el de Novela Corta Ategua (2005), el de periodismo social de la Comunidad Valenciana, Convivir (2006) y el de Compostela Monumental (2011).

Sus últimos libros publicados han sido una compilación de artículos de prensa, como España y otras impertinencias (2009) y otra de relatos cortos, Nada es lo que parece (2008). Es autor, también, entre otras obras, de la novela El Ejecutivo (2006), de la que ya van publicadas tres ediciones, de Ir contra corriente (2007), Valencia, entre el cielo y el infierno (2008) y una antología de semblanzas bajo el título de Personajes de toda la vida (2007).

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2020 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.