valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales

Fuente: FACUA Consumidores en Acción
Valencia 18
de julio de 2019

FACUA ACONSEJA A LOS AFECTADOS POR LA HUELGA DE COMBUSTIBLE DE BARAJAS QUE RECLAMEN A LAS AEROLÍNEAS

 

• Los trabajadores de la empresa SIS, una de las que suministra carburante a los aviones en el aeropuerto madrileño, ha convocado paros parciales los jueves y sábados desde este 18 de julio.

FACUA-Consumidores en Acción aconseja a todos los usuarios que se vean afectados por la huelga de combustible en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que tienen derecho a reclamar compensaciones, la devolución del importe del billete o un vuelo alternativo en caso de que el suyo sea cancelado.

Los trabajadores de Spanish Intoplane Services (SIS), propiedad de Cepsa y una de las tres empresas que presta el servicio de repostaje de combustible a los aviones en Barajas, han convocado paros parciales durante dos horas por turno (de 10:00 a 12:00, de 16:00 a 18:00 y de 3:00 a 5:00) de forma indefinida todos los jueves y sábados a partir de este 18 de julio. La huelga podría afectar a las principales compañías que operan en el aeropuerto madrileño, como Iberia, British Airways, Vueling y Ryanair.

El Ministerio de Industria ha fijado unos servicios mínimos que incluyen el 100% de los vuelos a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, el 50% de los trayectos de más de 500 kilómetros o de una duración superior a las 5 horas de vuelo, y el 25% de trayectos de menos de 500 kilómetros o de una duración inferior a las 5 horas.

FACUA defiende el legítimo derecho de los trabajadores a la huelga como medida para defender sus derechos y reivindicaciones laborales, aunque al mismo tiempo, recuerda que las aerolíneas no pueden desentenderse de los perjuicios que puedan suponer a los usuarios los retrasos y cancelaciones en los vuelos debido a los paros del personal de tierra.

En este sentido, la asociación incide en la sentencia que publicó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en abril de 2018, donde alegaba que una huelga de trabajadores no se considera dentro del concepto "circunstancias extraordinarias", por lo que las aerolíneas no pueden negarse a pagar las indemnizaciones que se le exijan. En este caso en concreto, además, el conflicto laboral entre SIS y su plantilla de trabajadores lleva produciéndose durante algún tiempo, por lo que las compañías no pueden argumentar que la huelga ha sido sobrevenida.

La asociación advierte de que las aerolíneas están obligadas a prestar asistencia a los afectados por cambios o cancelaciones en el caso de que la necesiten. De este modo, deberán proporcionarles comida y bebida suficientes para el tiempo que sea necesario esperar un vuelo y el alojamiento gratuito en un hotel cuando sea necesario pernoctar una o varias noches, además de reintegrar el coste del transporte de vuelta desde el hotel hasta el aeropuerto.

DE 250 A 600 EUROS DE COMPENSACIÓN

FACUA señala que miles de pasajeros podrían verse afectados por la huelga, perdiendo la totalidad o parte de sus días de vacaciones, estancias en hoteles o vuelos de conexión, entre otros. Así, recuerda a los usuarios afectados que el Reglamento Europeo 261/2004 establece una serie de compensaciones en caso de cancelación de los vuelos. El artículo 7 de la normativa recoge que "los pasajeros recibirán una compensación por valor de 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros, 400 euros para los intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros y para todos los demás entre 1.500 y 3.500, y 600 euros para el resto de vuelos".

A estas compensaciones, la normativa europea establece en su artículo 5 unas excepciones cuando se cumplan tres requisitos en la comunicación de la cancelación: cuando se informe a los afectados con "al menos con dos semanas de antelación con respecto a la hora de salida prevista"; cuando esta comunicación se realice con una anticipación "de entre dos semanas y siete días con respecto a la hora de salida prevista y se les ofrezca un transporte alternativo que les permita salir con no más de dos horas de antelación con respecto a la hora de salida prevista y llegar a su destino final con menos de cuatro horas de retraso con respecto a la hora de llegada prevista"; o cuando se comunique "con menos de siete días antes de la hora de salida prevista y se les ofrezca tomar otro vuelo que les permita salir con no más de una hora de antelación con respecto a la hora de salida prevista y llegar a su destino final con menos de dos horas de retraso con respecto a la hora de llegada prevista".

Además, el Reglamento Europeo también recoge, en su artículo 8, el derecho al reembolso del coste íntegro del billete en un plazo de siete días o el traslado al destino final "en condiciones de transporte comparables", mientras que el artículo 9 del mismo reglamento establece que se debe ofrecer a los pasajeros afectados "comida y refrescos suficientes", alojamiento en un hotel si fuera necesario y traslado desde el aeropuerto hasta dicho hotel.

Con independencia de las compensaciones establecidas en el Reglamento Europeo, FACUA insiste en que todos los usuarios afectados por un retraso pueden reclamar además otro tipo de indemnizaciones por daños y perjuicios, tanto morales como patrimoniales, que pudieran haber padecido, tal y como señala la sentencia de 13 de octubre de 2011 del TJUE, por el incumplimiento del contrato de transporte aéreo que hayan sufrido.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2019 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.