valenciadiario.com / valenciadiario.es

Diario digital Progresista / Ecologista / Solidario / Defensa del trabajador / Defensa del consumidor / Defensa de los animales


Escándalo
Foto: Pixabay/2019
Fuente: Comisiones Obreras (CCOO)
Valencia 04
de marzo de 2019

ESCÁNDALO EN LA MUTUALIDAD DE LAS FUNCIONARIAS Y FUNCIONARIOS DE JUSTICIA

 

• El Gobierno, a propuesta de la ministra de Justicia y la gerente de la Mutualidad General Judicial, suprime los mecanismos democráticos para la elección de los órganos de representación de los y las mutualistas en esta institución.

En el último Consejo de Ministros del pasado viernes el Gobierno aprobó, a propuesta del Ministerio de Justicia y sin informar previamente a la representación de los mutualistas, un real decreto de “reordenación y actualización de la estructura orgánica de la Mutualidad General Judicial” (MUGEJU) en el que suprime la Asamblea de la Mutualidad General Judicial, elegida democráticamente por todos los y las mutualistas así como a los miembros de su Comisión Permanente para sustituirlos por órganos cuyos integrantes serán designados a dedo, sin elección alguna, en la mayoría de los supuestos por el propio Ministerio de Justicia (la administración designa a quien supuestamente ha de controlar su funcionamiento) para así evitar cualquier tipo de control en la gestión de la mutualidad y poder hacer lo que quieran a su antojo. El Ministerio de Justicia y el Gobierno del PSOE adoptan así comportamientos antidemocráticos, a juicio de CCOO.

Creada en el año 1978 (si bien con anterioridad existían otras mutualidades de funcionarios de justicia), la Mutualidad General Judicial se dotó de una Asamblea como órgano supremo de la misma, constituida por los compromisarios que, en representación de las distintas carreras y cuerpos al servicio de la Administración de Justicia, estableció el Reglamento aprobado por Real Decreto 3283/1978 (la mitad de la asamblea en representación de jueces, fiscales y secretarios, la otra mitad en representación del resto del personal de la Administración de Justicia); y de una Comisión Permanente, órgano de dirección y gestión de la mutualidad, compuesta por el presidente de la Mugeju y seis consejeros, elegidos por la Asamblea de la Mugeju, uno por cada cuerpo de la Administración de Justicia (secretarios y forenses iban unidos).

Tras las constantes denuncias de CCOO y otros colectivos por no existir una representación proporcional del número de mutualistas tanto en la Asamblea como en la Comisión Permanente, en el año 2006 se aprobó el Real Decreto 1206/2006, en virtud del cual se profesionalizó la gestión de la Mugeju, atribuyendo todas las competencias ejecutivas que antes ostentaba la Comisión Permanente al gerente de la Mugeju, que quedó constituido como el órgano directivo de gestión y dirección de la mutualidad, con rango de subdirector general y nombrado y separado de su cargo por el Ministerio de Justicia.

Tanto la Asamblea de la Mugeju como su Comisión Permanente perdieron todas sus competencias en materia de gestión, quedando como meros órganos de participación en el control y vigilancia en la gestión de la Mugeju. Pero pese a que la Asamblea quedó sin función ejecutiva o decisoria alguna, el RD 1206/2006 hizo algo más: modificó el sistema de elección de sus miembros, de forma que la mitad eran elegidos entre jueces, fiscales, secretarios, forenses y ahora también del cuerpo de Gestión Procesal, y la otra mitad entre los cuerpos de Tramitación y Auxilio Judicial. Ello derivó que desde entonces jueces y fiscales fueran incapaces de ganar elección alguna en los procesos de renovación de la Mugeju que se celebraban cada cuatro años, porque los mutualistas de cada CCAA que constituían el cuerpo electoral no los elegían como representantes suyos en la Asamblea de la Mugeju; de igual forma, se modificó la composición de la Comisión Permanente, despojada de toda función de gestión, para incluir como miembros de la misma a tres altos cargos del Ministerio de Justicia (que rara vez han acudido los tres a sus reuniones, mostrando, en opinión de CCOO, un evidente desprecio a la función para la que están designados).

El real decreto ahora aprobado cambia radicalmente los órganos de vigilancia, control y participación en la gestión de los mutualistas en la Mugeju:

• Suprime la Asamblea de la Mugeju, hasta ahora compuesta por compromisarios elegidos por sufragio libre, directo, libre y secreto, y la sustituye por un Consejo General en que sus miembros son designados a dedo por el CGPJ, el Consejo Fiscal, el Consejo del Secretario o el Ministerio de Justicia. ¿Qué función de vigilancia en la gestión se puede realizar si la designación del vigilante corresponde al vigilado?

• Este Consejo General: se constituye con dos jueces, dos fiscales, dos letrados, dos forenses, dos gestores, dos tramitadores y dos auxilios. Es decir, ocho miembros de los cuerpos superiores cuando no llegan a ser un tercio de los mutualistas, frente seis miembros de gestores, tramitadores y auxilios, cuando son más de dos tercios de los mutualistas.

• Se reducen las competencias del Consejo General: ya no aprobará el Plan anual de la Mugeju, ni informará el anteproyecto de su presupuesto, sino que se limitará a tomar conocimiento del mismo. Únicamente mantiene, como hasta ahora, la posibilidad de proponer, en su caso, cuantas medidas, planes y programas sean convenientes para el desarrollo de los mecanismos de protección de la Mugeju.

• Se transforma la Comisión Permanente en un Consejo Rector, con fuerte presencia de miembros del Ministerio de Justicia y en el que se garantiza la presencia de un juez y un fiscal, y los miembros de los demás cuerpos del Consejo General tendrán que pelearse por otras dos plazas en dicho Consejo. Es decir, los cuerpos con más mutualistas no tienen asegurada su representación en el Consejo Rector, sólo los jueces y los fiscales.

• El Consejo Rector elige a los delegados provinciales, órgano de gestión de la Mugeju a nivel provincial, de entre una terna propuesta por el/la gerente de la Mugeju.

CCOO juzga como vergonzoso el nuevo real decreto por los motivos expuestos. El vigilado en la gestión designa a sus vigilantes, se privilegia a jueces y fiscales en detrimento de los demás cuerpos, se suprime la elección directa y democrática para ir a una designación a dedo, se reducen competencias en materia de participación y control, se mantienen órganos territoriales de gestión sin carácter profesional, etc. Además, no se ha informado de su borrador ni de su aprobación ni a las asociaciones de jueces y fiscales ni a las organizaciones sindicales representantes del resto de mutualistas. Ni siquiera se ha informado de su elaboración a los compromisarios y compromisarias de la Asamblea de la Mugeju ni a los miembros de su Comisión Permanente, pese a que celebró una reunión hace menos de un mes. Todo ello es responsabilidad directa tanto de la ministra de Justicia como de la gerente de la Mugeju, cuyo nombramiento además se ha hecho también “a dedo”, sin respetar los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, obligatorios por ley para la provisión de puestos de trabajo en el sector público.

“Por todos estos motivos, desde el Sector de la Administración de Justicia de FSC-CCOO censuramos enérgicamente estos comportamientos, que no son propios de un Gobierno progresista, que invalida las representaciones de la inmensa mayoría de las trabajadoras y trabajadores, por lo que no debieran continuar en sus responsabilidades”.

CCOO ha venido denunciado otros comportamientos antidemocráticos en la Mutualidad General Judicial por parte de su actual gerente con el amparo del Ministerio de Justicia. El más reciente, la aprobación de una relación de puestos de trabajo en la que se blindan puestos ocupados por personal interino desde hace más de 20 años en algunos casos y que nunca han sido ofrecidos en concurso de traslado ni en las ofertas de empleo público al personal funcionario titular.

 

• © valenciadiario.com © valenciadiario.es - 2015-2019 (Todos los derechos reservados).
• Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de esta Web, salvo autorización expresa de valenciadiario.com, o de valenciadiario.es.
• Queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32,1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual. 
• Queda prohibida la distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta Web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.